Las Musas preguntan, Puerto Rico: Luis Francisco Cintrón

Las Musas preguntan, Puerto Rico: Luis Francisco Cintrón

Contracciones
Este miedo de las personas en ser, simplemente, ser. Estamos atados a agradar por obtener, a mentir por recibir oportunidades y/o por cercanías. Sé que hay que jugar el juego… Pero lo negamos, mirándonos a los ojos a través del espejo, y adoptamos lo que inventamos, para sobrevivir. ¿De qué estamos rodeados o de qué nos hemos rodeado? – Luis Francisco Cintrón

10390233_790067917727011_5758757245906322003_nEs necesario pasearse entre las letras de este escritor para darse cuenta que la vida tiene mucho más que simples metáforas. Entre su realismo existencial y la necesidad de atrapar las verdades que en muchas ocasiones tratamos de obviar, Luis Francisco Cintrón nos lleva por la vía de un alma con deseos de verdad, luz y misticismo. Esta tarde nos sentamos con Luis Francisco a tomar café y a conversar en sublime paz de amistad.

LMP: ¿Qué es lo primero que haces al despertarte?
LFC: Cuando me despierto le doy un beso a mi esposa y a mis hijos, y doy gracias por un nuevo día.

LMP: ¿Cómo defines la palabra: MUSA?
LFC: La defino como instintos y sensibilidad. Es un cosquilleo natural lo que inyecta noción y circunstancias a los pasos.

LMP: Acá entre nosotros, ¿Cuál es el peor de tus miedos?
LFC: Me aterra un carjacking y que mis hijos y esposa estén. Lo peor es que, aunque he ensayado muchas veces lo que haría, si ocurre, sé que la tranquilidad no me abrazará (pido para que nunca ocurra).

11081022_10153363035314245_8251617639225291192_nLMP: Si tuvieses la oportunidad de re escribir alguna obra literaria, ¿Cuál sería? ¿Qué cambiarias?
LFC: No re-escribiría ninguna obra literaria, entiendo que le faltaría el respeto al autor y su esfuerzo. Las obras nos encuentran con un propósito. Son varias las perspectivas y hay que dejarlas ser.

LMP: ¿Cuándo te diste cuenta que tenías conciencia? ¿Cómo lo descubriste?
LFC: Entiendo que me di cuenta cuando mi papá y mamá se divorciaron. Tenía 11 años y mi hermana, 6. Me inclino a la idea de que la descubrí durante esa primera noche de no ver a mi papá bajo el mismo techo y nosotros dormir en un cuarto que no era el nuestro. Desde ahí supe que no tenemos control de nada y que cada acto trae consecuencias.

LMP: Si pudieses escoger ser algún color, ¿Cuál escogerías? ¿Por qué?
LFC: Escojo el azul. Es el color del zafiro, piedra de mi mes de nacimiento: septiembre. Soy puritito Virgo.

LMP: Te encuentras en un desierto y te encuentras con un “genio”. Este te dice que te concede tres deseos, pero te advierte que no te concederá salir del desierto. ¿Cuáles serían esos tres deseos?
LFC: En esas circunstancias, pediría: Techo para mí y la familia, agua para beber y bañarnos y alimentos para el hogar y para quien visite.

12241629_10153928727824245_1968475045356254010_nLMP: Si estuviese en tus manos la potestad de erradicar algún mal social, ¿Cuál erradicarías?
LFC: La mala educación. Mala educación es: criminalidad, mala salud, falta de valores, estancamiento económico, estrechez visionaria, ausencia de solidaridad, desconocimiento global: una humanidad ahorcada.

LMP: ¿Izquierda o Derecha?
LFC: Balance. Detesto los extremos, para mí es carencia.

LMP: Vas a un parque de diversiones, ¿Cuál es la primera atracción a la que vas?
LFC: Corro, pero bien rápido, hasta el punto de golpear a la gente y lanzarla al piso, a la montaña rusa. Me encanta la sensación de caer al vacío o avanzar, a toda velocidad, de cabeza al suelo. Siento que vuelo.

LMP: ¿Cuál era histórica, que no sea la actual, escogerías para vivir?
LFC: La época medieval en Japón o en los 800’s DC en Escandinavia.

63939842-b5a1-4263-97e7-97992c2412b7LMP: ¿Caminarías descalza/o bajo la lluvia en el Viejo San Juan?
LFC: ¡Claro! Hasta me acostaría en las cunetas.

LMP: Escoge una canción como tu tema de vida.
LFC: If I Had A Heart de Fever Ray

LMP: Háblanos de tu proceso creativo.
LFC: Mira, para mí hay dos asuntos vitales cuando escribo: el mensaje y el intento de crear imágenes nuevas. Lo básico para mí es: instinto, investigación, bosquejo, “espepitar”, edición… todo, con una lealtad indefinida hacia la práctica y búsqueda de perfección. La meticulosidad siempre está presente, no me canso de ir por más.

LMP: ¿Con cuál de Las Musas Descalzas te identificas más?
LFC: Lala García, es de las pocas personas que siento que trabaja esto como un oficio. Además de la fuerza que fluye en sus versos y las distancias con las que toca a todos.

LMP: ¿Qué mujer de la historia emularías?
LFC: Me gustan las historias de Amelia Earhart y Juana de Arco, pero la de Malala estimula tanto que crea una manera de vida. Su palabra es pan y agua.

7200187e-af2c-4a23-bfd0-2a3c3ab9c1b7LMP: Honestamente, ¿Qué piensas de la censura? Sin tapujos ni pelos en la lengua.
LFC: Para mí, hay mucha hipocresía con respecto al tema. Pienso que está prostituido hasta el punto de que las personas lo utilizan para estar a la moda, con frivolidad, conveniente o con ínfulas de superioridad; si no piensas como ellos entonces eres un hereje, traidor, un bueno para nada y te marginan. Creo en la diversidad, en un mundo donde todos caben; debe haber espacio para todos. El problema empieza cuando comenzamos a segregar y excluir. A nadie le gusta estar obligado a actuar o pensar como fulanita o mengano exigen; cada uno tiene su propósito y versión de vida. ¿Quién dijo que existe una sola verdad? ¿Cuál es la necesidad de ofender o prohibir que no sea lastimar? ¿Qué nos creemos?

LMP: Cuéntanos tu más reciente sueño.
LFC: Estábamos realizando una obra social, no me acuerdo quiénes componían el grupo. Habíamos puesto unas películas para la comunidad, había muchos niños. A las seis de la tarde, se tornó oscuro y, de repente, todos tuvieron que salir corriendo; huían con mucho miedo. Desde el tope de la calle donde estábamos, bajaba un grupo de personas, con los rostros borrosos, más oscuras que la misma noche. Corrí hasta el carro de mi padrastro y logramos huir. Al otro día volví al lugar y luego de estar por varios minutos, una a una, fueron llegando esas personas que la noche anterior nos espantaron. Fueron estrechándome sus manos y pidiendo disculpas porque “no me habían reconocido”.

LMP: ¿Qué escribirías en la lápida de Puerto Rico?
LFC: Aquí yace un pueblo que nunca supo su nombre, identidad ni esencia. Un pueblo sin himno de supervivencia ni orgullo propio.

LMP: ¿Café o té?
LFC: Café en el 95% de las veces. Pero un té frío, endulzado acá, viene bien de vez en cuando.

12705215_10154118995669245_2319431754046908506_n

Ilusión

Abrí mis ojos, tarde, porque ya había visto durante siglos,
las imágenes volaban y,
sobre mis pestañas se hacían arcilla.
Al abrirlos,
la mente pintó de naranja lo que
era castaño en mi orden,
lo redondo fue cuadrado,
lo lejano frotaba mi nariz mientras sonreía.
Objetos líquidos captaban la forma que desearon dar los tantos ojos que los observaron.
Emergieron opiniones con los mismos rostros y diversas conclusiones de una materia similar,
hiel de una arquitectura deshumanizada,
de infiernos celestes,
así comenzó el final entre idiomas libres de sonidos y bordes.
Brotaron las señales que nunca navegaron,
que con la esperanza de muchos se concretaron y calaron hondo creando vibraciones que invirtieron las levitaciones de hemisferios.
Por la cerradura de hierro y ajo
se coló el sudor de los pocos incrédulos multiplicados bajo una manta de estrellas que titilaban sin latir.
Abrí mis ojos y todo se hizo más pequeño en mi universo y explotó
el último sinónimo de la chispa
portadora de idas y venidas.

Lc37

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Todos los derechos reservados

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s