Las Musas preguntan, Puerto Rico: Marta Emanuelli

1620401_10154015263045596_5576462471090275214_n

“No te abandono Madre, sino que te llevo conmigo.
No soy el cíclope indolente que mira al aeropuerto.
Soy el trabajador desplazado en tiempo y espacio.
Soy el estudiante voraz que siembra tu bandera a donde vaya.
Soy el que lucha contra los estereotipos que en tu contra han plantado.”
-Marta Emanuelli

12308447_10153132411121610_1915061612108805930_nLas Musas preguntan: Marta Emanuelli
Por: Lala García

Conversar con ella, es sentir que la Patria es la piel que cubre el alma. Su paz inefable sirve de cuna para espíritus con ganas de revuelta, sin perder de perspectiva que es la revolución lo que ha de despertar este pueblo. La palabra solidaridad en sus labios es música y lazo de amor y amores. Su vida es un ejemplo de lucha y gesta social. Esta tarde conversamos con nuestra amada Marta Emanuelli, mientras nos tomamos un café.

LMP: ¿Qué es lo primero que haces al despertarte?
ME: Mirar a mi esposo y sentir su calor. Luego lo beso en la nuca.

LMP: ¿Cómo defines la palabra: MUSA?
ME: Cuando leí la pregunta en seguida pensé en que si podrían ser las letras de un acrónimo… Tal vez “Más Unión y Siempre Amor”. Luego me sonreí por lo absurdo que podría parecerle a muchos. Aunque en mi caso en particular no deja de venir a mi memoria la imagen mitológica de una musa o musas, las diosas o ninfas inspiradoras de la poesía. Aunque Homero y otros escritores de la antigüedad mencionan el número nueve como el número de musas, para mí su número es infinito.

LMP: Acá entre nosotros, ¿Cuál es el peor de tus miedos?
ME: Realmente me has puesto a pensar, porque el primer miedo que me viene a la mente es de índole físico, luego, enseguida recuerdo que nada de este plano físico nos debe atemorizar y pienso que una vez pasado el choque del primer momento, podría enfrentar un problema de carácter físico o tangible. En conclusión, mi mayor miedo sería perder la fe, la esperanza.

1417638_10151723714991610_816745557_oLMP: Si tuvieses la oportunidad de re escribir alguna obra literaria, ¿Cuál sería? ¿Qué cambiarias?
ME: Para serte sincera, no reescribiría ninguna obra literaria, ya que considero que cada una es como una huella que nos ha dejado otro ser. Las huellas… tan irrepetibles, tan únicas. Las obras literarias son casi como el ADN de cada ser vivo y al mismo tiempo, como una fotografía de su interior al momento de haber creado su obra. Bajo este punto de vista, no las cambiaría.

LMP: ¿Cuándo te diste cuenta que tenías conciencia? ¿Cómo lo descubriste?
ME: Bueno, aquí tendría que preguntarte si te refieres a la conciencia como ese ente que nos sirve de herramienta para discernir o si te refieres a esa capacidad de ubicarnos como parte de un todo, con responsabilidades particulares. En el primer caso, tal vez como a los ocho años, y no hubo un momento particular de epifanía, sino una entrada gradual al auto–conocimiento.

LMP: Si pudieses escoger ser algún color, ¿Cuál escogerías? ¿Por qué?
ME: Verde, definitivamente. Es el que mi pensamiento asocia inmediatamente a la palabra “color”. Es que verde es el color que asociamos con los montes, con la vida que se abre paso en las hojas de los árboles…Vida cuya cadena se inicia precisamente en las hojas. El verde es también el color de la esperanza y verde es el color que conspiró con Lorca en su “Romance sonánmbulo”.

LMP: Te encuentras en un desierto y te encuentras con un “genio”. Este te dice que te concede tres deseos, pero te advierte que no te concederá salir del desierto. ¿Cuáles serían esos tres deseos?
ME: Sencillo: libros, comida y agua. Si reconsidero tu pregunta, pienso en cosas intangibles e importantes para todos en el mundo, pero recuerdo que los genios tampoco suelen conceder ese tipo de deseos extensivos.

12400564_978381352228999_4519949602527082123_nLMP: Si estuviese en tus manos la potestad de erradicar algún mal social, ¿Cuál erradicarías?
ME: El prejuicio, no me cabe duda.

LMP: ¿Izquierda o Derecha?
ME: Izquierda.

LMP: Vas a un parque de diversiones, ¿Cuál es la primera atracción a la que vas?
ME: La rueda de la fortuna, tal vez como un espejismo de la vida: unas veces arriba, otras abajo.

LMP: ¿Cuál era histórica, que no sea la actual, escogerías para vivir?
ME: Me gustaría alguna era futura, en que ya sea posible viajar entre las estrellas, como en Star Trek. Si tuviera que ser en el pasado, me iría al siglo 19, unos años antes de la llegada de los americanos, trataría de evitar la invasión.

LMP: ¿Caminarías descalza/o bajo la lluvia en el Viejo San Juan?
ME: Claro que sí, ya lo he hecho en Rio Piedras y en Ponce, ¿por qué no en San Juan?

LMP: Escoge una canción como tu tema de vida.
ME: Esa me la pusiste difícil. Serían varias: “Sal a caminar”, de Roy Brown…y por supuesto “Boricua en la luna”, el poema de don Juan Antonio Corretjer, musicalizado por Roy Brown y también “La primera mentira”, de Silvio Rodríguez, porque es un poco el proceso creativo de los escritores, la imaginación.

11081355_10152777626460732_4848778925152665492_nLMP: Háblanos de tu proceso creativo.
ME:Trato de tener la disciplina de escribir todos los días, pero no siempre me es posible. La mayoría de las veces la inspiración llega como una chispa, un relámpago, un golpe… en cualquier momento, desde cualquier fuente. Trato siempre de escribir la idea, pero si no puedo hacerlo, trato de grabarla en el pensamiento. Luego esa idea va cuajándose, madurando. La escribo… le voy dando forma, la dejo crecer, la dejo ser ella misma, pero también la voy guiando. Hasta que toma su forma final. Sabes, hay que saber cuándo detenerse porque un gran poema o cuento podría arruinarse. También hay que saber descartar, saber dejar ir a otros, no tan buenos
.
LMP: ¿Con cuál de Las Musas Descalzas te identificas más?
ME: Quisiera decir que contigo Lala o con Solimar, pero mi corazón está con Sarah.

LMP:¿Qué mujer de la historia emularías?
ME: Te diría que a la Virgen María, por su humildad, fortaleza y bondad… el primer milagro de Jesús se realizó por su intervención. También emularía a la Madre Teresa de Calcuta, por su carácter, porque ella siempre actuó de acuerdo con su conciencia y con amor en su corazón sin pensar en cómo los demás la vieran ni en lo difícil que fuera el camino.

15486_10154713735975411_7947131517438214895_nLMP: Honestamente, ¿Qué piensas de la censura? Sin tapujos ni pelos en la lengua.
ME: La censura no debería existir. No obstante, la censura ocurre cuando ya sea el censurador o el censurado carecen de la suficiente capacidad de discernimiento y juicio para saber el lugar y el momento adecuado para cada cosa.

LMP: Cuéntanos tu más reciente sueño.
ME:Solamente recuerdo un fragmento de uno reciente en que me deslizaba sobre el agua clara sobre una colina para poder bajar (hablamos de una altura de 30 pies o algo así).

LMP:¿Qué escribirías en la lápida de Puerto Rico?
ME: Aquí yace una isla muerta por zombificación.

LMP: ¿Café o te?
ME: Café casi siempre, a veces té.

De esta manera nos despedimos de Marta, dejando en nuestras almas deseo de saber más de ella y de todo lo que la rodea.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Todos los derechos reservados

Anuncios

Un pensamiento en “Las Musas preguntan, Puerto Rico: Marta Emanuelli

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s