Desde la computadora de Marieli: “Y tantas resoluciones propuestas”

 

“y así sales de la película para convertirte en espectador, entonces suspiras.”

marieliY tantas resoluciones propuestas
Por: Marieli Calderón

Otro año, una nueva reflexión y tantas resoluciones propuestas, que llegarán a su meta o morirán en el intento, a partir del primero de enero. ¿Qué decir? Todo parece estar dicho. Lo cierto es que, alrededor de estas fechas, nos alejamos de la vorágine cotidiana para mirarnos desde fuera y hacer un insumo de los aciertos y fracasos del año que termina.

Los caleidoscopios de vida llevarán a conclusiones tan diversas como colores imaginables. Algunos, habrán tenido muchísimo éxito, otros, un puñado fracasos, tal vez un aluvión de alegrías o quizá un aguacero de penas, pero lo más probable es que haya habido un gran collage de experiencias vividas en un años intenso. En cualesquiera de los casos, se amerita una reflexión y una mirada con esperanza al porvenir.

Con esto en mente, comencé con la nostalgia de hacer la gran lista de los acontecimientos del año agonizante. Un año tipo montaña rusa lleno de inmensas satisfacciones y alegrías, colmado de grandes penas y sacrificios. Así, inventé toda suerte de proyectos, metas, planes e ilusiones como compases para el naciente que aguarda.

En el enjambre de liviandades cotidianas y grandes encrucijadas vitales, me asaltó la inocencia de una hermosa niña llamada Sarah que sacudió todo mi ser. Fue, a partir de la gran sabiduría de sus siete años que comprendí de lo que se trata la vida.

Resulta que Sarah es poeta, posee una inmensa sensibilidad y su inocencia le permite vivir en franca comunicación con lo inefable. Ella no conoce de envidias o prejuicios, ella no se plantea la fama o el ego, ella no mira colores, ella no mira géneros, ella no mira riquezas, ELLA ES POESÍA. Ante el hechizo de su sonrisa decidí instalarme en su mirada.

Sarah me pregunta –¿tú eres poeta? a lo que respondí con un tímido sí. Sonríe y desaparece revoloteando sus alas de mariposa. Instantes más tarde regresa con una pequeña caja cuadrada y sólo dice –para ti. Dentro de la caja una hermosa loseta que lee Aquí vive una poeta. Demás está decirles que tuve que hacer piruetas y morisquetas para no irrumpir en llanto.

Luego de una noche entera presa de su hechizo, decidí quemar mi lista de resoluciones para el nuevo año y aprehender a Sarah: Me propongo abrazar mi inocencia, aunque quede como tonta ante las suspicacias, me propongo amar sin pretensiones, aunque sea para llenarme de traiciones, me propongo ser libre, aunque los prejuicios me encadenen, me propongo batallar contra la mediocridad, me propongo llenar mi vida y la de los que me rodean de ilusiones, en fin, me propongo… ser.

Cuanto daría porque todos retuviéramos la inocencia. Agradecida de tanto y de todos les deseo toda suerte de sorpresas en este año que ya llega. Por mi parte, seguiré la ruta de Sarah que tanto me llena.

¡Felicidades

marieli

Copyrights 2015

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s