#HoySeLee: Montada en la fuerza Centrífuga de Victoria Por: Viento Serena

victoria“Sigo el camino imprudente de compartir por escrito las ideas. Es la escritura el recurso en el que vierte la inquietud quien no conoce otra forma para despejar su pecho. Éstos no son versos que han ido madurando, ésos los perdí en alguna mudanza. Son versos de impulso, de inquietudes y de fuerzas que se disfrazan de ideas.”
-Victoria Castillo

“las palabras
no hacen el amor
hacen la ausencia”
-Alejandra Pizarnik

¿Qué lucha interna, la de la poeta, que aún en su soledad (en sus soledades) no logra el abrazo…
-Lala García

2Montada en la fuerza Centrífuga de Victoria
Por: Viento Serena

Hoy, 3 de diciembre de 2015, me atreví a abordar la fuerza existencial de Waleska Victoria Castillo Crespo. Desde el primer vector con el que me tropecé en su poemario, Centrífuga, hasta el último de sus suspiros, casi soslayado, fui adentrándome en ella, lentamente, como quien bebe un merlot a solas. En 36 poemas, con sus respectivas traducciones al inglés y sus últimas palabras (dedicadas a su hermano Adriel y su hijo Dariel), Victoria no sólo se desnuda ante el lector, sino que también desnuda al lector. En una poesía que a primera vista parece ser sencilla, cuando nos damos permiso a dejarnos arrastrar por su turbión, descubrimos todos los vectores que convergen en solo origen, es amor que no puede cuantificar. “¿Cómo puedo medir la magnitud del amor?” esta es la línea magistral con la que abre su poema “Llano”. Poema que presenta el dilema de todos los poeta, “¿Cómo se mide el amor?”.

3Durante las cuatro horas en las que estuve leyendo (estudiando y escudriñando) el poemario Centrífuga, tuve que hacer unas pequeñas paradas para anotar lo que se me ocurría mientras leía. Una de las primeras paradas la hice para ir al diccionario, necesitaba refrescar el término físico: fuerza centrífuga. Aparentemente la fuerza centrífuga tiende a alejar los objetos del eje de rotación, sin embargo estos objetos continúan unidos al origen. Puede dar la idea de que se “separan” del mismo, pero al ser “vectores”, comparten el origen, y por más que se alejan, continúan sujetos al mismo. Así mismo es su poesía, mientras mas nos adentramos a ella, mas sujetos nos vemos de ella. Como menciona en su poema “Vector”: “…has cambiado tu ruta /y en una flecha perfecta /me has atravesado el corazón.”, Victoria muestra cómo el amor es punto de origen de todo, y que el amor es la fuerza que mueve todo.

5La existencia de unas metáforas increíbles y de imágenes sensoriales que provocan al alma, engrandecen este poemario. La presencia de una amor inefable a la luna, deja dicho que nuestra poeta padece de “Selenofilia”: “Siento que puedo nadar en tu cielo /enredarme en burbujenates nubes /enamorarme de tu idea luna, que me sumerges con magia /y en tus rumbos quedo prendada.”. Este poema carga con toda esa esencia que los amantes de la luna llevan en la piel. Y también esas soledades que sólo los poetas saben amar, aún cuando desean salir de ellas: “Maldita la soledad /que no se muda /de mis adentros /llevándose con ella /todos estos vanos intentos.”. Qué lucha interna, la de la poeta, que aún en su soledad (en sus soledades) no logra el abrazo de libertad. Entonces llega a mi mente Alejandra Pizarnik y ese apego a la soledad que la “torturaba” dejándole los poemas mas solitarios que he leído, pero que he amado.

4Para Waleska Voctoria, Dios es el origen. Más la visión que comparte acerca de Dios, es una que muy pocos creyentes podrían aceptar. Lo ve como a un padre al que le puede confrontar, casi humano, pero declarando su supremacía y omnipresencia total. Para ella es: Dios Lucero, Dios Guerrero y Dios Sendero. Le puede clamar por sus más íntimos anhelos, sabiédose escuchada. Y aún en momentos de crisis espiritual y duda: “¿Cuándo tus ojos /abrazarán mi corazón?”, ella misma se contesta sabiendo que el tiempo de Dios es el perfecto: “…maldigo el tiempo de los hombre /que aleja al /sueño impaciente.”. Reconoce el caos en el que vive, vivimos y que sólo aferrados al origen (Dios) podemos sobrevivir. Reafirma entonces que el amor es el origen y la fuerza, porque el amor es Dios.

No, Centrífuga no es un poemario que refresque el alma. Centrífuga es un libro que engrandece la esencia en el alma. En Centrífuga nos encontraremos a nosotros mismos, desnudos frente al reflejo del universo:

“Poeta, Poeta,
Dueño de la galaxia
de infinita veredas
derrama tus letras
en la taza del corazón
sopla versos nuevos
que colmen como hojas de octubre
el piso del alma
para que estalle en pasión”

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Copyright 2015

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s