Desde la computadora de Marieli: Nota de duelo a la inocencia puertorriqueña…

columna1Nota de duelo a la inocencia puertorriqueña…

Así, nos sonríe la mañana en un vuelco, donde una hermosa niña juega a ser gatillera. Así, renuncia a la inocencia la mirada de esa que quiere ser guerrera. Así, reclama esta escritora a la huestes de la indiferencia. Una imagen vale más que mil palabras y esta reclama desde sus letras. Es tan grande la elocuencia que, desde su camisa de Minnie, nos grita el revólver apostado en su cintura. Acaso nunca podrá soñar esta princesa. Es que no nos damos cuenta que nuestros niños desayunan balas.

Ella no es la única, es tan sólo otra entre tantos que nunca conocerán la inocencia, la ilusión y mucho menos la fantasía. La olvidada por todos, sí por todos los que a diario endulzamos el café  con nuestras miserias y se nos hace tarde para mirar al lado. La olvidada por sus padres, por el sistema, por la educación, en fin, por todos los que ya no tenemos tiempo de pensar en la niñez. Niños, cuyo único ejemplo es el adolescente del punto que, por ser caco y haberse apuntado unos cuantos, se ha 11188151_10152952575447061_4724556015453485302_nganado el respeto de los demás desde su AK 47.

La olvidada va a clase, pero se la traga el sistema. Pasa de grado con los honores de  la muerte, sin haber aprendido a escribir su nombre. Suma y resta balas y enemigos, se gana el respeto de todos en la escuela. El maestro sigue intentando conseguir tizas y pupitres. Ella sabe que es la envidia de sus compañeros. Así, transcurren los días, todos iguales, segura de ser la más bonita y de tener su propio estilo. ¿A quién le importa lo que pase mañana? Hoy la admiran, sólo eso cuenta.

Es que claro, ella puede esperar. Hoy se protesta, es el momento de reclamar mis derechos. No se dan cuenta de que aquel tuvo la osadía de no pensar igual que yo. Que espere, hay cosas más apremiantes, la dialéctica siempre se viste de urgencia. Ya se dará cuenta, tiene que madurar. No podemos hacer nada, es víctima de la sociedad. Deben arrestar a los padres. Déjame mirar las redes sociales para distraerme un rato. Dios la ampare…

Entre todas las divinidades queda la apatía de los vivos cómplices de muerte.

 Marieli Calderón 2015

Anuncios

Un pensamiento en “Desde la computadora de Marieli: Nota de duelo a la inocencia puertorriqueña…

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s