La bendición de ser maldita

San Germán, P.R. – Si aún quedan dudas acerca del propósito, de la misión o del poder de una mujer, entonces no estás en la órbita correcta.

El pasado 13 de diciembre, en una noche sabatina forrada de estrellas como si el mismo Universo conspiró para arrojar su manto nocturno, 12 mujeres puertorriqueñas tuvieron mucho que decir, dando golpes al mismo Olimpo, creando una liga de diosas nuevas y haciendo de la oveja negra, una ninfa poderosa y digna de apreciar.

10857756_788625291195963_1701808396032796291_n

Foto por Aristarco Dávila

El colectivo poético cultural de Las Musas Descalzas, invocó a otras ‘hermanas musas’ de cada rincón de Puerto Rico a expresar, expulsar y exponer la Bendita Mujer Maldita. Dicho título de su evento se llevó a cabo en Lola Restaurante & Gastrobar, lugar creado en honor a nada más y nada menos que otra ‘mujer maldita’: Lola Rodríguez de Tió, quien es oriunda del emblemático pueblo de San Germán y uno de los personajes patrióticos de mayor importancia en el país.

Claro está, se dice que cuando una mujer asume y reconoce su poder, todo es posible y el mundo tiembla bajo sus pies. Durante la velada, el público estuvo atento a cada movimiento seductor, cada palabra furiosa, cada grito triste, cada gemir apasionado, cada furia temerosa, y cada carcajada de las poetas. Hubo cánticos gitanos, aullidos de libertad, orgasmos necesarios, llantos de mujeres que cargan cada sombra de sí mismas y sobre todo…dejando muy marcado que los esquemas se rompen con elegancia y, a la vez, estruendosamente. Como toda mujer sabe hacer.

Bendita Mujer Maldita

Bendita Mujer Maldita

Entretanto, sólo dos hombres se atrevieron a ser ‘víctimas’ de ésta revolución. El poeta sureño, Lionel A. Santiago Vega junto al poeta gótico por excelencia, Enrique Jiménez IV, fueron los anfitriones escogidos por Las Musas para crear un tipo de conversatorio a las ninfas poéticas, con preguntas sobre lo que compete ser una mujer bendita, una maldita y una que vive la relatividad de ambas caras.

Entre las hermanas musas invitadas, se encontraban: Lis Lugo, Julie Laporte y Zaraliam Bett-Natalie de la Liga de Poetas del Sur, y Betzabeth W. Pagán Sotomayor del colectivo artístico Algo Que Decir. Así también participaron poetas independientes como Pandora León y Solimar Ortiz Jusino, junto a la talentosísima pintora Zulma Quintana Martínez, quien demostró la imagen perfecta de una bendita mujer maldita con unas palabras que encajaban mas allá de las letras.

Asimismo, el local de Lola ofreció un escenario en las afueras del restaurante bajo techo, que te transportaba al Atenas de Grecia con un ambiente español exquisito. De esta manera, dando espacio para que cada mujer, junto a la luz de las velas y como brujas antiguas, no solo dejaran saber que son mujeres esplendorosas, sino que también creaban un hueco en la historia para otras damas, otros poetas, otros artistas a sentir, gustar y escribir la libertad a su manera.

Pues ésa es la bendición de una mujer maldita: parir…el albedrío.

***

Para más fotos haz click aquí.

©2014.Las Musas Descalzas. Todos los derechos reservados.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s